Mindo es un pueblo al lado pacífico de los Andes ecuatorianos situado en un valle rodeado por un bosque nublado virgen. Ubicado a 1.300 metros de altura, guarda la entrada al Bosque Protector Mindo-Nambillo, que constituye un tesoro de biodiversidad sobre todo conocido por su riqueza en aves. Esto convierte Mindo en un destino de fama mundial para los observadores de aves.

Pero no sólo los observadores de aves tienen Mindo en su lista para un viaje inolvidable, también gente que busca la tranquilidad de la naturaleza disfrutan su estancia en Mindo. Familias pueden irse de caminatas fáciles siguiendo los differentes ríos que pasan por Mindo o dejarse soprender de los colores de las mariposas en uno de los mariposarios de Mindo.

Como Mindo se encuentra rodeado de montañas y agua visitantes activos también disfrutan del senderismo, regatas, ciclismo, barranquismo, rafting, conopy y escalata. Hay difernetes agencias de turismo en el pueblo que pueden ayudarle organizar su aventura en Mindo.

Porque Mindo se encuentra casi sobre la linea equinoccial, el clima trópical es bastante estable con el tiempo más seco entre mayo y septiembre. Las temperaturas oscilan entre 18 ° C - 30 ° C (64 ° F - 86 ° F).

Mindo es un destino atractivo para visitas desde Quito, la bulliciosa capital de Ecuador. De esta cuidad es accesible por una carretera completamente asfaltada en sólo 2 horas de viaje. Esto hace que Mindo es popular entre los turistas de fin de semana que quieren escaparse de la vida de la ciudad y disfrutar de la belleza natural pero también entre turistas extranjeros que pasan aquí sus últimos días antes de regresar o viajeros que llegan a Quito para sus negocios y no tienen mucho tiempo para explorar la extrema diversidad de Ecuador.

Mindo siempre vale un viaje.